Pena de Muerte

 

 

 

 

 

 

 

 


RESUME GENERAL


TOMANDO ACCION

  • Oracion
    • Abolir El Uso De La Pena de Muerte (aqui)
    • Oracion: Abolir El Uso De La Pena de Muerte (aqui)
  • Lleve el tema sobre la pena de muerte a su ministerio
  • Escribir y llegar a conocer a un prisionero en el pabellón de la muerte como una actividad parroquial
  • Leer el libro Dead Man Walking por la Hermana Helen Prejean
  • Inscríbase para recibir boletines informativos sobre la pena de muerte de la Hermana Helen Prejean
  • Contacte a su legislador y comparta su opinión sobre la pena de muerte
  • Visitar la pagina web de https://catholicsmobilizing.org para aprender mas, recibir actualizaciones sobre la pena de muerte y recibir sus boletines informativos
  • Firmar el compromiso de Catholic Mobilizing Network a través de una postal disponible en línea en:  https://goo.gl/LMxmWk  y animar a los feligreses a hacer el Compromiso.
  • Manténgase al día con las ejecuciones actuales para que pueda orar por las víctimas. Visite a Death Penalty Information Center
  • Unirse al grupo local de Enfoque sobre la Pena de Muerte (Death Penalty Focus en inglés) del Condado de Orange el cual se reúne el tercer miércoles de cada mes de 7:00—8:30 en el Centro San Jose, 480 S. Batavia St. Orange. Contacte a Jan Urban at januban714@gmail.com or occhapterdpf@gmail.com

RECURSOS EN INGLES


CONECTESE CON OTRAS ORGANIZACIONES

 


CONTACTE

Jan Urban
Chair, Orange County Chapter
Death Penalty Focus
714-423-5802
janurban714@gmail.com

La enseñanza tradicional de la Iglesia no excluye, supuesta la plena comprobación de la identidad y de la responsabilidad del culpable, el recurso a la pena de muerte, si esta fuera el único camino posible para defender eficazmente del agresor injusto las vidas humanas. Pero si los medios incruentos bastan para proteger y defender del agresor la seguridad de las personas, la autoridad se limitará a esos medios, porque ellos corresponden mejor a las condiciones concretas del bien común y son más conformes con la dignidad de la persona humana. Hoy, en efecto, como consecuencia de las posibilidades que tiene el Estado para reprimir eficazmente el crimen, haciendo inofensivo a aquél que lo ha cometido sin quitarle definitivamente la posibilidad de redimirse, los casos en los que sea absolutamente necesario suprimir al reo «suceden muy […] rara vez […], si es que ya en realidad se dan algunos- Cateciscmo de la Iglesia Catolica 2267