Guía para escribir una reflexión para un servicio funeral

Para ayudar a los que dirán unas palabras de reflexión sobre la vida del difunto, las siguientes son algunas pautas que deben tenerse en consideración durante la preparación de la reflexión. Las palabras de conmemoración deben ser escritas con el fin de facilitar la concentración durante este emotivo momento. La reflexión no debe durar más de unos cuantos minutos. También se incluye en este folleto una copia de una reflexión como referencia. Antes del servicio se debe de proveer una copia al ministro.

Es importante para todos los cristianos, el escuchar sobre el camino de fe del ser querido y cómo su fe en Dios y en la Iglesia fueron parte de su vida. Es importante el tomar la oportunidad de enfocarse en una o dos virtudes sobresalientes, características, o dones de la persona que estamos recordando.

Las palabras de conmemoración pueden ser dichas en:

  • Vigilia para un difunto
  • Misa exequial, enseguida de la oración después de la comunión
  • Rito de Sepelio

Algunos puntos pueden incluir:

  • Relación con Dios y con la Iglesia
  • Dónde y cuando nació la persona
  • Hermanos y hermanas
  • Infancia, lugares, intereses
  • Comentarios sobre su matrimonio, hijos, relaciones significativas

Otras sugerencias:

  • Tal vez el caminar por la casa y alrededor del jardín de su ser querido le de ideas y le ayude a recordar momentos especiales.
  • Hablar con familiares cercanos, amigos y conocidos es también una excelente forma de recordar cosas.

Si todavía no está seguro de cómo poner sus pensamientos y emociones en un papel, he aquí algunos consejos que le ayudarán con el proceso de la escritura:

  • Haga algunas notas de sus recuerdos, momentos especiales que hayan pasado juntos, sus sentimientos hacia la persona y cualquier cosa que le venga a la mente. No tiene que ser necesariamente la historia de su vida, sino más bien lo que el ser amado significaba para usted.
  • Ya con estas notas puede escoger lo que sea más significativo. Si es apropiado podría incluir algo chistoso, el humor puede ayudar a disipar la tensión de algunos de los que están presentes en el funeral y también puede darle un toque personal y único al tributo.
  • Escriba un borrador, sin preocuparse por cómo suena – lo puede pulir y revisar más tarde, una vez que tenga todos sus pensamientos en papel. Organice la información de manera que contenga una secuencia ordenada de principio a fin.
    Revise y pula su discurso y practíquelo leyéndolo en voz alta.

Ejemplo de palabras de conmemoración para una esposa y madre, dichas por un hijo:
Es con tristeza y esperanza en el perdurable poder de Jesús resucitado, que como hijo de Miriam, y en nombre de nuestra familia, les agradezco a todos ustedes por su presencia en este día. Nuestra madre amó mucho a su familia y amigos, y sus muestras de amor y apoyo son las que nos han guiado a través de estos momentos difíciles.
Las palabras, por supuesto, nunca podrían capturar por completo la riqueza y belleza de la vida de mi mamá y su legado. Como devota esposa durante casi cincuenta años, madre de tres hijos, hermana, abuela y bisabuela, y amiga querida para muchos,
mamá era una en un millón.
El amor de su vida, nuestro padre Juan, llenó la vida de mamá con infinito amor y aventura, su muerte fue muy difícil para ella, pero su fe y el amor de su familia y amigos la ayudaron a superar esa difícil etapa en su vida.
Una de las muchas características de mamá que todavía pone una sonrisa en mi rostro era la forma en que ella era capaz de hacer amigos tan fácilmente con las personas que pasaron por su vida. Ya fuera el vecino de al lado, o el cartero, o simplemente una persona que pudo haber conocido en la tienda. Nadie era un ‘extraño’ para ella. Tenía una forma maravillosa de hacerlos el centro de su tiempo y atención; en poco tiempo les llamaba ¡su amigo o amiga!
Durante la enfermedad de mamá, no sé que hubiéramos hecho sin los cuidados de los ‘Ángeles’ de hospicio. Fueron tan atentas con ella mientras mamá se estaba preparando para su gran paso a la eternidad.
En este momento nos gustaría reconocer y agradecer de una manera especial a Evelyn y María por su amor y cuidados hacia nuestra mamá durante sus últimos días en esta tierra.
La cualidad más entrañable de mamá, era su amor y su fe en el Señor Jesús. Como católica fiel de toda su vida, para ella la fe era mucho más que la experiencia de una hora a la semana en misa de domingo. Su fe católica y su constante amor por el Señor en la Eucaristía eran el centro de su vida y formaron quién era ella para todos nosotros. ¡Qué el Señor Jesús, al que recibió frecuentemente en la Eucaristía, le dé la bienvenida a su casa eterna y la lleve a la paz y la alegría que no tienen fin!