CÓMO Denunciar Abuso

¿CÓMO la carta nacional protege a nuestros niños del abuso?

LA CARTA PARA LA PROTECCIÓN DE LOS NIÑOS Y JÓVENES

La Carta para la Protección de los Niños y Jóvenes es un conjunto completo de procedimientos establecidos originalmente por la Conferencia de los Obispos Católicos de los Estados Unidos en junio de 2002 para abordar las denuncias de abuso sexual de menores por parte del clero católico.  La Carta también incluye pautas para la reconciliación, la sanación, la rendición de cuentas y la prevención de futuros actos de abuso.  Fue revisada en 2005, 2011 y 2018.

La Carta dirige la acción en todos los asuntos siguientes:

  • Crear un ambiente seguro para niños y jóvenes.
  • Sanar y reconciliar las víctimas y los sobrevivientes;
  • Dar una respuesta rápida y efectiva a las denuncias;
  • Cooperar con las autoridades civiles;
  • Castigar a los infractores
  • Proporcionar medios de rendición de cuentas para el futuro a fin de garantizar que el problema se resuelva de manera efectiva a través de la Secretaría de Protección de Niños y Jóvenes y la Junta Nacional de Revisión.

COMO REPORTAR ABUSO EN LA IGLESIA

Reportar sospechas de conducta sexual impropia a través de la Línea de Denuncias de Conducta Sexual Impropia de la Diócesis de Orange: 800-364-3064

 

Este número de teléfono gratuito fue creado como parte de nuestro esfuerzo por proteger a los niños, jóvenes y otras personas vulnerables en nuestras escuelas, parroquias y ministerios. Esta línea es solo para reportar sospechas de conducta sexual impropia o abuso de menores dentro de las instituciones y ministerios de la Diócesis de Orange. Si tiene algún otro tipo de queja, llame directamente a la parroquia, escuela u oficina diocesana correspondiente.

A menos que su llamada implique una denuncia de sospecha de conducta sexual impropia, su llamada no será seguida de ninguna acción si usted deja un mensaje en esta línea de denuncia gratuita.

Si desea hacer una denuncia de “abuso de menores” pero esta no implica sospechas de conducta impropia por parte de uno de nuestros sacerdotes, diáconos, ministros, empleados o voluntarios diocesanos o parroquiales, presente su denuncia a la agencia de protección correspondiente. Puede llamar a su departamento de policía local o usar el número de la “línea directa para casos de abuso infantil” que se encuentra en la parte frontal de su directorio telefónico.